Horario: de lunes a viernes de 9 a 14h
Calle Santo Ángel de la Guarda, 7. 22.005 Huesca
Tel: +34 974 22 88 99
camarahuesca@camarahuesca.com

Aragón plantea en Pau que las relaciones con el sur de Francia solo prosperarán si mejoran las comunicaciones transfronterizas

La delegación aragonesa participante en el Foro Económico de Pau expresa ante las instituciones francesas la necesidad de apostar por la permeabilidad del Pirineo

La representación aragonesa, junto a los presidentes de las Cámaras de Pau y Tarbes
La representación aragonesa, junto a los presidentes de las Cámaras de Pau y Tarbes

Será imposible avanzar e intensificar las relaciones económicas y empresariales entre Aragón y el sur de Francia si no hay sustanciales mejoras en el estado de las comunicaciones transfronterizas, tanto carreteras como de ferrocarril, a través del Pirineo central. Esta es la idea que expresaron ante un auditorio de más de 250 personas los miembros aragoneses que participaron ayer en Pau en la mesa redonda “Un espacio transfronterizo a construir con Aragón”, dentro de las actividades del segundo Foro Económico Béarn-Bigorre. Una reivindicación que fue respaldada por las Cámaras de Comercio de Pau-Béarn y de Tarbes Hautes Pyrénées, organizadoras del acto, en presencia de los máximos representantes de los consejos generales y de las principales instituciones de estos territorios.
Las personas que participaron en la mesa redonda por parte aragonesa fueron: Ana Alós, alcaldesa de Huesca; Fernando Callizo, presidente de CEOS-CEPYME Huesca y de la CREA; Francisco Lalanne, vicepresidente de la Cámara de Huesca y miembro del Comité Ejecutivo del Consejo Aragonés de Cámaras de Comercio; Bruno Oliver, director de la Fundación Transpirenaica; Miguel Zarzuela, coordinador general de Ebrópolis; y Fernando Riquelme, cónsul de España en Pau. La delegación de Aragón se completaba con la presencia de Javier Martín Fandos, canciller en el Consulado General de España en Pau, Diego Artigot, responsable del servicio de Logística, Transportes e Infraestructuras del Consejo Aragonés de Cámaras, y José Miguel Nasarre, director de Fundesa.
FORO ECONÓMICO PAULa participación en este Foro ha constituido una excelente oportunidad para trasladar a representantes institucionales y empresariales franceses la opinión y el punto de vista que se tiene en Aragón sobre las relaciones transfronterizas, tanto desde el punto de vista de las instituciones, como desde las organizaciones de carácter empresarial.
En el acto, celebrado en el hipódromo de Pau, la alcaldesa oscense, Ana Alós, hizo un balance positivo de las actividades que Huesca y Tarbes han llevado a cabo durante los últimos 50 años, gracias al hermanamiento de ambas ciudades, sobre todo en ámbitos como el institucional, el cultural o el deportivo. No obstante, consideró que ahora habría que profundizar en el enfoque empresarial del hermanamiento, para lo que es “condición indispensable la correcta adecuación de las conexiones transfronterizas”.
Fernando Callizo, presidente de CREA, fue claro al señalar que el principal escollo en las relaciones empresariales entre Aragón, Aquitania y Midi Pyrénées son las malas comunicaciones transfronterizas. Por ello apeló a las instancias comunitarias a tomar cartas en el asunto. “Ya no es solo un problema entre los estados de España y Francia. La carretera del Somport es una ruta internacional de carácter comunitario, el Eje Europeo 07, y Bruselas, que en su día asignó fondos para la construcción del túnel, tendría que pedir responsabilidades si no se mantienen los accesos en condiciones”.
En representación del Consejo Aragonés de Cámaras, Francisco Lalanne se refirió al esfuerzo que desde hace décadas han llevado a cabo las entidades camerales de ambas vertientes en aras de la cooperación empresarial. Ahora se pretende dar un nuevo impulso (de ahí la reciente firma de un convenio entre las Cámaras de Aragón, Pau y Tarbes). “Pero si no hay infraestructuras de comunicación modernas y funcionales, los esfuerzos pueden ser baldíos”.
El cónsul de España en Pau, Fernando Riquelme, expuso el conjunto de relaciones existentes ahora entre las regiones de interés, y manifestó su coincidencia en la necesidad de mejorar las redes de comunicación. Por su parte, Miguel Zarzuela, coordinador general de Ebrópolis, explicó la vinculación especial de las ciudades de Zaragoza y Pau debido a su hermanamiento, y consideró que hay posibilidades de establecer nuevas sinergias gracias al amplio ámbito de actuación que favorece la colaboración entre territorios. Bruno Oliver, director de la Fundación Transpirenaica, llamó la atención sobre acciones que se están desarrollando conjuntamente, como la Agrupación de Interés Económico Espacio Portalet, entre la DGA y el Consejo General de Pirineos Atlánticos, o el Consorcio del túnel de Bielsa, entre el Gobierno de Aragón y el Departamento de Altos Pirineos.
Los presidentes de las Cámaras francesas se sumaron a las peticiones aragonesas. Patrick de Stampa, presidente de la Cámara de Pau, defendió la necesidad de hacer labor de lobby en Bruselas para que la Unión Europea promueva ante los Estados la necesidad de mejorar las rutas transpirenaicas. Y François-Xavier Brunet, además de la defensa de la mejora de las conexiones en general, también se refirió a la Travesía Central del Pirineo como un proyecto ferroviario de interés primordial que hay que defender a nivel de regiones y de estados.
La situación actual de la RN-134, por la que transitó la delegación aragonesa, confirma el grave problema para las comunicaciones transfronterizas que existen por el Pirineo Central  y por lo tanto para las relaciones empresariales entre Aragón, Bearn y Bigorre. No es posible que un eje de comunicación europeo como es la E07, que engloba a la autovía A-23, la Nacional N-330, el túnel del Somport y la Nacional RN-134, esté ocasionando una gran dificultad para el paso de personas (no se permite el tránsito de autobuses) y mercancías (no se permite el tránsito de camiones de más de 3,5 t). Y es inadmisible que la solución a estos problemas sea utilizar los pasos a ambos extremos de los Pirineos.

X